GASPAR SANZ VUELVE A CALANDA

Reseña del I Festival de Guitarra Barroca "Gaspar Sanz"

El pasado sábado 14 de junio, en la Casa de la Cultura de Calanda (Teruel), inició su andadura el I Festival de Guitarra Barroca "Gaspar Sanz". Este músico "aragonés, natural de la Villa de Calanda", tal y como consta en su imprescindible Instrucción de música sobre la guitarra española (1674), es reconocido en la actualidad como uno de los grandes compositores españoles del siglo XVII y, junto a Francisco Guerau, el maestro de los maestros de la guitarra, tanto de la "española" (nombre que recibía en el siglo XVII la actual guitarra de cinco órdenes o guitarra barroca) como de la clásica.

Este I Festival de Guitarra Barroca en honor del músico calandino, incluido en las actividades programadas por el Instituto Gaspar Sanz (IGS), arrancó con una conferencia inaugural a cargo del Dr. Álvaro Zaldívar, quien, como señaló en su presentación el director artístico del IGS, el Dr. Thomas Schmitt, es sin duda la voz viva más cercana a la música española del siglo XVII y XVIII. Autor de una biografía del músico, Gaspar Sanz, el músico de Calanda, y de un buen número de estudios sobre este y otros músicos del barroco español, Álvaro Zaldívar Gracia es actualmente Catedrático de Estética e Historia de la música. Su conferencia fue un brillante e imaginativo acercamiento al hombre, al músico, al "gentilhombre" Gaspar Sanz, sobre cuya biografía penden todavía un buen número de preguntas que tal vez algún estudioso esté dispuesto a responder. El Dr. Álvaro Zaldívar nos acercó al "misterioso" Gaspar Sanz a través de lo indudable: su Instrucción de música y la repercusión de este método para guitarra durante el siglo XX: obras de Falla como el Retablo de Maese Pedro, o de Joaquín Rodrigo (Fantasía para un gentilhombre) beben directamente de Gaspar Sanz, sin olvidar su difusión gracias a las interpretaciones de Andrés Segovia y Regino Sainz de la Maza.

Siguió a la conferencia un concierto de guitarra barroca, "Sones de palacio y Danças de Rasgueado" interpretado por Xavier Díaz-Latorre. Reconocido internacionalmente como uno de los mejores intérpretes y conocedores de la música antigua española, formado en la prestigiosa Schola cantorum de Basilea con Hopkinson Smith y actualmente miembro de Hesperion XXI de Jordi Savall, Díaz-Latorre puso literalmente al público en pie con sus cercanas y al tiempo técnicamente perfectas interpretaciones de piezas de Gaspar Sanz y de algunos contemporáneos como Francisco Guerau o Santiago de Murcia. Si hubiera que destacar algunas piezas no dudaría en mencionar sus improvisaciones sobre la Tarantela o las Paradetas, aplicando todas las posibilidades del rasgueo y punteado, como la técnica de las campanelas, particular de la guitarra barroca. Como bis ofreció Xavier Díaz-Latorre el famoso "Canarios" de Gaspar Sanz, tal vez la obra más conocida del músico calandino.

En conclusión, una tarde importante para Calanda y para la música. Gaspar Sanz, como otros músicos españoles, merecía que se le recordara en su casa, y que se hiciera con dos actos a la altura de su obra. No se me ocurren voces ni dedos mejores que los de Álvaro Zaldívar y Díaz-Latorre para "tocar" a Sanz. El entusiasmo con que el Instituto Gaspar Sanz (ligado a la fundación Quílez Llisterri) se ha lanzado para recuperar el legado del músico aragonés se contagió al numeroso público asistente; todos esperamos que sea el principio de un gran proyecto y que tanto los diferentes conciertos programados para este año como otras actividades que se desarrollarán durante 2015 (pueden consultarse en esta página web) alcancen su objetivo: iluminar la vida, la obra y el contexto del aragonés Gaspar Sanz, músico de Calanda. 

L. Cruz